Mi nombre es Melina Giselle Mansilla, tengo 25 años y nací en la provincia de Salta. Soy egresada de Fe y Alegría Taco Pozo y terminé el secundario en el 2015. Hace tres años me recibí de Profesora de Educación Secundaria en Matemática, y actualmente soy alumna de Operario Hortícola de la Escuela de Formación Profesional de Fe y Alegría. Conocí la escuela en el 2009 cuando tenía 11 años e ingresé a 7mo grado. Durante años recorrí los pasillos de la institución como alumna y ahora, cuando tengo la oportunidad de hacer alguna suplencia, ¡me gratifica tanto hacerlo como docente!

Desde el primer día en Fe y Alegría sentí un gran vínculo de pertenencia y es por eso que a mis 25 años sigo formando parte de esta comunidad. Hasta la fecha asisto a los diferentes cursos y formación profesional que brinda el centro (Operador en PC, Inglés, Asistente Apícola y Operario Hortícola).

Una de las experiencias más significativas que recuerdo fue en 5to año, cuando participamos en las distintas etapas de la Feria de Ciencias, hasta llegar a la instancia nacional que se realizó en Posadas, Misiones. Nos dejó enriquecedores aprendizajes y momentos inolvidables. En el año 2016 nos convocaron como exalumnos para participar juntos a estudiantes de la institución en el grupo PROTAGONISMO JUVENIL ORGANIZADO, el cual promueve jóvenes activos, empoderados, transformadores de la realidad en la que vivimos.

Las personas que fueron significativas en esta experiencia son mis padres, los Directivos de la Institución y profesores como Adrián y Bety, personas que por su esencia, humildad, compromiso y acompañamiento trascendieron hasta el punto de querer aprender de ellos. Me instaron y motivaron a progresar cada día.

Si tuviera que elegir los tres valores más significativos que me aportó Fe y Alegría son:

1. La SOLIDARIDAD: el servicio para y con los demás, ayudar de manera desinteresada, brindar apoyo por empatía y de forma voluntaria.

2. El RESPETO A LA DIVERSIDAD: la valoración que debemos tener por el otro, aceptando sus rasgos sociales, religiosos, políticos, económicos, preferencias sexuales y culturales,
reconocernos y reconocer a los demás como únicos, diferentes pero con igualdad de derechos.

3. La PARTICIPACIÓN: Fe y Alegría se caracteriza por formar ciudadanos democráticos, agentes de cambio y protagonistas de su propio desarrollo.

El impacto de Fe y Alegría en mi comunidad se caracteriza por el acompañamiento hacia los estudiantes, tanto en los procesos de aprendizaje como fuera del aula: por crear vínculos con las familias, por brindar una educación de calidad, inclusiva y equitativa, por crecer continuamente en los diferentes niveles educativos y generar nuevas oportunidades de formación a la comunidad. Sobre todo por tener presente en cada actividad comunitaria realizada el cuidado de la casa común.

Fe y Alegría se distingue por el compromiso con las personas que se ubican en contextos empobrecidos y de exclusión; por facilitarles el acceso a una educación de calidad y generar cambios más allá de las aulas. La diferencia es la inclusión, hacer posible la convivencia entre distintos grupos socioeconómicos compartiendo la misma identidad de valores.

Para mí, poner el corazón por la educación es comprometerse y trabajar para transformar la vida de las personas y de las comunidades a través de la educación. Creer que la educación es la herramienta para combatir las desigualdades. Mi deseo es continuar trabajando en Fe y Alegría, en esta institución que tanto me enseñó y a la que siento como mi hogar.

 

#YoPongoElCorazónPorLaEducación
#LatidosQueInspiran
#SomosFeyAlegría
#Educamosparatransformar

Poné tu Corazón por la Educación
 

Más de 6500 estudiantes necesitan de nuestro apoyo, para continuar en las aulas. Un mundo mejor es posible con educación. Multipliquemos la chispa del aprendizaje.

Las donaciones a Fe y Alegría en Argentina son deducibles del Impuesto a las Ganancias, según el Artículo 81 de la Ley N°20.628

facebook instagram youtube linkedin

www.feyalegria.org.ar